Dibujar a Mano Puede Ayudar a Mejorar tu Memoria

Dibujar a Mano puede mejorar la Memoria

 

Aunque por mucho tiempo se le ha dado poca importancia, en años recientes el dibujar a mano se ha ganado el respeto de la comunidad científica por los beneficios positivos que puede tener para mejorar la memoria y la concentración.

Dibujar a Mano puede mejorar la Memoria

Investigaciones recientes sobe neurociencia y psicología han demostrado que dibujar a mano puede ayudar a que las personas tengan una mejor retención de información y conceptos nuevos, así como mejorar la capacidad de ser creativos y comprender conceptos complejos.

Una de las formas en que dibujar a mano ayuda a nuestro cerebro es que una hoja en blanco actúa como una extensión física de nuestra mente en la cual se pueden plasmar conceptos e ideas de forma concreta o abstracta, según sea necesario.

Además, dibujar a mano nos ayuda a relajar nuestra mente mientras se involucra el sistema motor, lo cual puede servir como una especia de meditación consiente a través de la cual es posible relajarse mientras se dibuja o colorea, mientras se puede seguir pensando pasivamente en la solución a algún problema o proyecto. Incluso algo tan sencillo como hacer “garabatos” puede ayudarnos a relajar nuestra mente para seguir pensando con un cerebro fresco.

dibujar para mejorar la memoria

Según un estudio realizado en 2009 sobre Psicología Cognitiva Aplicada, los participantes a los que se les incentivó a que dibujaran garabatos mientras escuchaban una lista de nombres de personas lograron recordar 29% más información de lo que escucharon cuando se les administró un examen sorpresa.

También se ha observado que el hacer dibujos a mano o escribir garabatos que incluyan palabras o formas abstractas como hojas de plantas o raíces, ha ayudado a que personas que se siente “atoradas” a la hora de encontrar una solución a un problema, puedan relajarse y ver las cosas desde un punto distinto, lo cual les ayuda a encontrar soluciones creativas que no habían considerado.

Un ejemplo de esto puede encontrase en el estudio realizado en 2014 por Gabriela Goldschmidt, una profesora emérita en Instituto de Tecnología Technion-Israel en la ciudad de Haifa. Durante el estudio, un alumno de arquitectura que no conseguía encontrar una solución para un diseño arquitectónico, comenzó a escribir un garabato que habitualmente hacía cuando se sentía frustrado; su propia firma. Después de hacerlo por algunos minutos, comenzó a reconocer dentro de las letras, una figura que representaba las tres secciones del jardín de niños que necesitaba diseñar. Al ver esto, siguió escribiendo su firma, pero cada vez más grande hasta que logró concebir un concepto que le serviría para su proyecto.

Así que si eres uno de los que piensa que dibujar es sólo para niños, es hora de darle una segunda oportunidad para ejercitar tu cerebro y de paso mejorar la memoria. ¿Conoces a alguien a quien le serviría aprender sobre los beneficios que dibujar puede tener para la memoria? Entonces comparte este artículo con tus amigos en Facebook para que ellos también pongan manos a la obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *